El Himno del Silencio

Nos despedimos las dos
con el himno del silencio
Esto de ser libre nunca tuvo precio
es algo difícil darle entusiasmo a esto.

El pragmatismo en tu caso
será lo que te salve
a mí ,por el contrario,
todo se me encoge
Y ese es el estado
en que nada cabe

Tengo miedo de esta paz
¡Entrepiernas ya!
Creo que ese es el poder:
que no duela.

Dónde ha quedado el banquete
donde al final se folla
entre otros placeres
y siento que soy otra
y tampoco me importa
quién coño pareces.

Fuimos ajenas al miedo
cuando nada ataba
con cuerdas nuestro sexo
Así que me pregunto
¿Porqué nos empeñamos en ser como el resto?

Tengo miedo de esta paz
!Entrepiernas ya!
Creo que ese es el poder:
que no duela.

Todo mi amor está en silencio
Todo pecado está en la duda
Guarda mi caja de recuerdos
Yo nunca abriré la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *